Remesas Familiares: Llamado a la Acción para su Reconocimiento

La mejor forma de rendir un merecido reconocimiento al impacto que tienen las remesas familiares así como para las y los trabajadores migratorios que las envían es; reconociendo y entendiendo los beneficios que generan en las familias y en la economía, así como la necesidad de plantearnos una serie de retos que potencien dichos recursos al mismo tiempo de ayudar a quienes las producen.


Las remesas económicas son un activador económico para los países en vías de desarrollo, así como un elemento que fortalece la resiliencia de las familias, sobre todo ante la crisis de salud por COVID-19. Al margen de exponer nuevamente los ya bien conocidos impactos de las remesas a nivel mundial, nos gustaría plantear los retos que a nuestra consideración debemos atender como organizaciones de la sociedad civil, iniciativa privada, gobierno y sociedad en general.


1. Organizaciones de la sociedad civil:

  • Crear programas de capacitación para las familias que reciben remesas que ayuden a ver el potencial y el alcance de dichos fondos, más allá de la satisfacción de las necesidades inmediatas.

  • Crear programas de difusión que sensibilicen y hagan conscientes de la importancia que tienen las remesas no sólo en su esfera familiar inmediata, sino para el desarrollo comunitario y del país.

  • Crear programas de apoyo a favor de las personas en retorno donde se potencie el conocimiento adquirido en el exterior y se les visualice como agentes de cambio.

2. Iniciativa privada:

  • Impulsar acciones que incentiven la competencia entre las empresas que ofrecen servicios de transferencia de remesas de manera que puedan bajar sus costos, así como facilitar mecanismos mediante los cuales las personas accedan a estos recursos.

  • Facilitar el acceso a créditos que les permitan poner en marcha proyectos de auto emprendimiento.

3. Gobierno (federal, municipal,local):

  • Creación de programas integrales y coordinados a nivel local, junto con la participación de actores sociales y privados.

  • Impulso de iniciativas aduanales que faciliten la importación de herramientas, maquinaria que hayan servido a los migrantes para desarrollar sus actividades y oficios.

  • Facilitación para recuperar sus documentos de identidad.

  • Creación de programas de co-inversión para el desarrollo de las comunidades de origen.

4. Las otras Remesas

  • Reconocer que además de las remesas económicas también podemos hablar de remesas intelectuales (ideas innovadoras, conocimiento), remesas materiales (maquinaria, herramienta) que también tienen un papel predominante y destacado para las familias y comunidades.

Finalmente, una tarea que nos corresponde a tod@s es combatir la desinformación, el prejuicio y la discriminación de la que son víctimas tanto las remesas como las personas migrantes. Ideas generalizadas, anticuadas y necias como que las remesas no tienen un impacto en la economía local o nacional, sino que sólo aportan a las familias, que las personas migrantes son invasores o que las personas que retornan tienen antecedentes penales, son traidores a la patria o una carga social, estigmas que debemos trabajar entre tod@s para erradicar.

5 vistas

Informar                           Educar                        Transformar